¿Qué es el transporte 4.0?

Las concepciones sobre las industrias 4.0 están estrechamente relacionadas con el surgimiento de la cuarta revolución industrial que encierra un amplio número de tecnologías que engloban los avances fundamentales que transforman las industrias.

En la planta de fabricación Geely -Baoji, emplazada en la zona de desarrollo económico y tecnológico de Changxing, los robots tienen el protagonismo productivo.

La industria 4.0 es también conocida como la cuarta revolución industrial, y comenzó a desplegarse, sobre todo a partir del 2011, cuando en la Feria de Hannover —una de las ferias industriales más grandes del mundo que se desarrolla en Alemania anualmente desde 1947— fueron presentadas adaptaciones de industrias que optimizaban recursos, tiempo y costos a partir del empleo de la automatización digital, la inteligencia artificial (IA), el internet de las cosas, el Big Data y otras tecnologías de avanzada.

A partir de entonces, diversos países, sobre todo desarrollados, comenzaron a imbricar todas esas posibilidades en busca de un nuevo modelo industrial.

La Industria 4.0 se sustenta en el llamado Internet de las Cosas Industrial (IIoT, por sus siglas en inglés) y en los sistemas ciberfísicos —aquellos sistemas inteligentes que permiten mediante algoritmos controlar y monitorear cosas físicas como maquinarias— y posibilita que todo en la cadena industrial, desde los suministros, la logística, la planificación de recursos, la fabricación, el almacenamiento y también el mercado quede interconectado de manera «inteligente» desde el punto de vista digital. 

Tecnologías incluidas en la Industria 4.0

  • La integración horizontal y vertical. Con la primera, los procesos permanecen integrados a «nivel de campo» —en la planta de producción, en múltiples instalaciones de producción y en toda la cadena de suministro—; con la segunda, se vinculan todas las capas de la empresa, industria (la organización) y los datos fluyen libremente entre todas.
  • Computación en la nube. Es la que habilita esta industria y la transformación digital, ya que todos los datos que alimentan las tecnologías se alojan en la nube, que igual permite la comunicación y coordinación a los sistemas ciberfísicos.
  • La realidad aumentada (AR). Superpone el contenido digital en un entorno real posibilitando, entre otras cosas, visualizar, mediante el uso de lentes inteligentes o dispositivos móviles, datos del internet de las cosas en tiempo real.
  • El Internet de las cosas industrial (IIoT) y el Internet de las cosas (IoT), que no son lo mismo.
  • La Fabricación aditiva o Impresión 3D. Aunque inicialmente era herramienta para la creación rápida de prototipos, en la Industria 4.0 ofrece una gama más amplia de aplicaciones, que incluye la producción personalizada y también almacenar las piezas y los productos como archivos de diseño en inventarios virtuales e imprimirlos a demanda, reduciendo así distancias de transporte y costos.
  • Los Robots autónomos. Esta nueva generación de robots permite programarlos para acometer tareas con la mínima intervención humana; a partir de su software de vanguardia pueden reconocer, analizar y actuar sobre la información que reciben de su entorno y acometer tareas difíciles y delicadas.
  • Gemelos digitales o simulaciones. Son simulaciones virtuales de una máquina, producto, proceso o sistema del mundo real creadas a partir de los datos de sensores del IoT. Facilita a las empresas analizar y mejorar el rendimiento y mantenimiento de los sistemas y productos industriales.  
  • Ciberseguridad. Es imprescindible y, a partir de determinadas arquitecturas y tecnologías, permite a la empresa automatizar la detección, prevención y respuesta ante amenazas, así como minimizar el riesgo de violaciones a los datos y redes.

Aun cuando estos apuntes resultan incompletos e imprecisos a la visión de ingenieros y otros especialistas, para el común de los mortales podrían parecer el borrador de una novela de ciencia-ficción. Pero igual impresión hubiera podido causar la descripción del funcionamiento y posibilidades de una computadora o de un teléfono celular cuando ambos avances comenzaron a abrirse paso en la historia de la humanidad.

No obstante, la industria 4.0 no es ciencia-ficción, sino realidad ya bien tangible y con sustanciosos beneficios, desde profundas mejoras en la productividad y automatización, gran resiliencia y agilidad, confianza para explorar nuevos modelos de negocio y aprovechar oportunidades de un modo muy rápido, a la vez que reduce costos, mejora la eficiencia del mercado y conecta cadenas de suministro por mar, tierra y aire. Y todo ello a partir de soluciones ecológicas y sostenibles.

Cuba y la Industria 4.0

«Es algo muy peligroso para las revoluciones sociales quedar desconectadas de los cambios tecnológicos de cada época. Cada nueva revolución industrial ha traído grandes incrementos de la productividad del trabajo, y en el momento actual, ya en marcha la cuarta revolución industrial, se estima que solamente el uso de la inteligencia artificial aumentará la productividad en un 40%, y que en los próximos años más del 80% de las empresas en los países industrializados usarán alguna forma de inteligencia artificial».

Así apuntaba el destacado científico cubano y asesor de BioCubaFarma Agustín Lage Dávila, en su artículo La Industria 4.0 y el socialismo, donde también recordaba que, en cuanto a esta cuarta revolución industrial, no todo son bondades técnicas. 

En el capitalismo cada nueva revolución tecnológica ha tenido como consecuencia un aumento de las desigualdades sociales, dentro de los países, y especialmente entre países, y también puede suceder así con esta cuarta, ya que las brechas entre los países más desarrollados y los que van quedando detrás aumentan cada año, alertaba Lage Dávila.

No obstante, y aun cuando Cuba atraviesa hoy una muy difícil situación económica, agudizada por el recrudecimiento del bloqueo imperial, «tenemos las bases para comenzar otra vez en otras tecnologías de la cuarta revolución industrial», sentenciaba el científico.

Entre las fortalezas para ello señalaba los más de 50 grupos que en el país trabajan en esas tecnologías y que fueron identificados por una primera exploración en el contexto de los Macroprogramas para el Plan de Desarrollo al 2030.

No obstante, acotó que muchos de esos grupos se ubican en el sector presupuestado, como son universidades y centros científicos, «y tenemos pendiente la tarea de conectarlos mejor con el sector empresarial, y hacer que surjan de ahí nuevas empresas», instó.

La preparación de los empresarios, necesidad de elevar el nivel de automatización —que habría de estar incluido ya desde las nuevas inversiones—, la gestión de mipymes estatales, la importancia de ir proyectando el país hacia la tecnología 5G, lo necesario de una integración de la industria de aplicaciones y servicios informáticos con todos los actores económicos, así como potenciar la economía circular son algunos de los muchos retos que aguardan al país en este camino hacia la industria de avanzada y que fueron mencionados en la reciente reunión del Consejo Nacional de Innovación.

Transporte 4.0

Durante las revoluciones 1, 2 y 3 se han generado nuevos modos de transporte, como el ferrocarril, el avión o el camión y se les ha dotado de mejores medios de tracción y gestión, además de aumentar su tamaño.

La evolución de los vehículos ha sido acompañada de la evolución en tamaño de las empresas, así como la aparición de una segmentación comercial del transporte que ha dado origen a sectores como la mensajería, grupaje, logística del eCommerce, carga completa, transporte especial, etc.

El concepto “transporte 4.0” tiene sus propias características lo cual hace que pueda suponer durante los próximos años un cambio muy drástico para el sector logístico.

Vehículos sin conductores, la nueva modalidad de transporte aprobada en California
Vehículos sin conductores, la nueva modalidad de transporte aprobada en California

Estas son las tecnologías que los expertos consideran que pueden tener un mayor impacto en el transporte:

Vehículos Driverless: Sin duda, tomarán y dominarán el futuro con fuerza. Ya existen muchos proyectos en pruebas y proyectos con gran inversión. Tanto los vehículos autónomos, como el platooning [convoy pilotado por un humano y seguido por varios camiones autónomos] serán una buena respuesta ante la falta de conductores. Pero sobre todo, proporcionarán una gran mejora de la competitividad gracias a la reducción de costes en salarios, capacidad de trabajo 7 días x 24 h, mejora del consumo y seguridad, etc.

Drones: Falta mejorar aún más la seguridad, crear ciertas estructuras logísticas, aumentar la autonomía y cambiar la legislación, pero sus costes insignificantes les auguran un gran futuro. Repartir con drones es extremadamente barato y en un crecimiento del comercio electrónico como el que estamos viviendo, esto será clave para poder lograr unos costes competitivos.

Big data e Inteligencia Artificial: Ya están siendo usados en el transporte inteligente. Sin duda, aportarán una optimización de costes enorme en el cálculo de repartos o modelización de decisiones. También servirán para gestionar elementos tales como los vehículos driverless, drones, control de mercancías a través del IoT, etc.

Internet de las cosas (IoT): Se usa en el seguimiento y monitorización de envíos. Será una gran herramienta de control a futuro. Nos permite controlar, no solo los envíos, sino también las mercancías que tenemos en almacén, o los vehículos como carretillas elevadoras, etc. Ello proporciona un control y capacidad de gestión a distancia de numerosos productos, maquinaria o vehículos.

Realidad aumentada y smartglasses: Se utilizan para fines como el pick by vision (preparación de pedidos con soporte de gafas inteligentes + realidad aumentada). También son habituales ya para el aprendizaje en el manejo de carretillas, grúas, etc. Irán cogiendo cada vez más protagonismo.

Nanotecnología: Necesarias para crear nuevos materiales como embalajes ultrarresistentes, sistemas de protección de las cargas, nuevos útiles de trincaje, etc.

Robots en almacén: Utilizados para mover mercancía “producto – al hombre” y también para todo tipo de operaciones como apilado, volteo, etiquetado, flejado, retractilado, etc.

Inteligencia virtual artificial: Permiten monitorizar almacenes y guiar a los vehículos por carretera o espacios internos. Supone un gran avance frente a tecnologías como el láser guiado de los vehículos LGV o el filoguiado de los AGV.

Automatismos; El traslado de mercancías mediante automatismos de todo tipo ya es posible en muchos casos. Ejemplo de ello es la recogida neumática de basuras, o la existencia de carruseles y almacenes automáticos que cuentan con grandes sistemas de rodillos o cintas de clasificación y transporte automático.

Dron de ala rotatoria para la inspección de torres de comunicaciones y alta tensión. Foto: Juventud Técnica

Transformación digital en 4.0

Además de los elementos físicos, el transporte 4.0 supone un importante avance en transformación digital, mediante un abanico de nuevas tecnologías:

Big Data. Permite gestionar grandes cantidades de datos y obtener análisis nunca vistos hasta la fecha.

Eliminación del papel. Tanto a nivel normativo como a nivel tecnológico, se está produciendo una auténtica revolución al respecto. Prueba de ello es la eliminación de papeles en el ámbito aduanero, la factura electrónica, el eCMR, la firma electrónica avanzada, etc. Todo ello pretende dirigirnos hacia una gestión digital muchísimo más rápida y eficiente que la gestión manual actual.

Blockchain y ciberseguridad. Sin duda, la informática es un gran aliado para el transporte. Pero para ello es necesario que exista una seguridad adecuada en el mismo. En este sentido, tecnologías como el blockchain o la ciberseguridad permiten la realización de todo tipo de operaciones de forma mucho más segura proporcionando la tranquilidad necesaria.

Logística colaborativa. En este caso no se trata de una tecnología en sí, sino de una disruptiva filosofía que genera nuevos canales de relación comercial gracias al uso de nuevas formas de comunicación y tecnologías que ponen directamente a los usuarios en contacto entre sí, compartiendo recursos y evitando intermediarios.

Información de CUBASÍ

Comentario

  1. Interesante artículo, nosotros aspiramos también a todos esos adelantos que hoy poseen paises desarrollados, capacidad intelectual en este pais hay, pero falta tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.