Guasimilla, el chofer de la covid en Mayajigua

La transportación de pacientes positivos, sospechosos y de alta médica llena desde hace más de un año la hoja de ruta de José Alfredo Mauri Cubillas (Guasimilla)

Trabajando directo con la Terminal de Mayajigua llevo cerca de 10 años, explicó el chofer. (Foto: Ramiro Rodríguez)

La llegada de la covid a la zona norte de la provincia espirituana le transformó los itinerarios a José Alfredo Mauri Cubillas, chofer de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Transporte Yaguajay, quien en tiempos normales cubría las rutas Mayajigua-Sancti Spíritus y Mayajigua-Morón; ya la vida le había cambiado su nombre desde mucho antes. Por José Alfredo nadie me conoce, desde niño arrastro el sobrenombre de Guasimilla”, revela para aclarar la historia de este bautizo público.

“Es que la pandemia me cambió la ruta por completo y desde el mismo inicio empecé a trasladar pacientes hacia los centros de aislamientos; primero para los habilitados en Centeno, playa Vitoria y el campismo Bamburanao; aunque siempre he sido un chofer de ir para donde haga falta, pero prácticamente todo ha sido trabajar en zona roja”, relató.

Lo cierto es que la frase: ‘Guasimilla, el de la covid’, se ha vuelto recurrente por todo Mayajigua y sus alrededores; él prefiere verlo a su manera: “es mucha la gente que se ha movido en mi carro, que te puedo decir, estoy contento, hago lo que me toca”, asegura a TrasnsportEspirituano vía telefónica.

Guasimilla no pasa por alto los riesgos, aunque prefiere decir que en cada viaje se protege con el vestuario adecuado “y casi ni los ojos se me ven; no he llevado la cuenta de los viajes que he dado en toda esta etapa de pandemia, pero sí te aseguro que son unos cuantos todos los días, es que aquí en Mayajigua el contagio ha sido terrible; para las veces que me ha cogido las dos de la madrugada y todavía he estado moviendo pacientes”, comentó.

¿Acaso no es momento de tomar un descanso?

Que va, ni esquivo viajes, ni hay que estar mandándome mucho, se lo que me toca hacer para ayudar a erradicar esta enfermedad y con Guasimilla se puede contar siempre; además, no soy yo solo, aquí hay otros choferes que tampoco han parado

Aquí lo seguro es que empiezo a trabajar a las siete de la mañana, pero nunca se a que hora voy a parquear, es un trasiego permanente, sobre todo desde que se complicó la pandemia. He tenido momentos de estar agotado y hasta querer parar, pero, hay que seguir porque el personal de Salud tampoco descansa.

¿Cómo timoneas los riesgos?

Hay momentos que he tenido que correr riesgos, porque se trata de personas mayores y los he tenido que ayudar a subir al carro, claro tomando precauciones; los veo que se sienten mal y solo no pueden montarse; pero nunca he dejado sola una persona así, ni le he negado el auxilio a ninguno.

Yo no voy a poner el pare, aquí estaré hasta el final de la covid; además no son tiempos de estar mirando horarios ni día de la semana; ya volverá el momento de retomar las rutas Sancti Spíritus y Morón. Por ahora te digo que Transporte y Salud pueden contar con Guasimilla hasta que se acabe la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *