Actualizan en Cuba normas aduanales para facilitar trabajo en fronteras

Esta serie de normas competen a varios organismos del Estado y serán publicadas en la Gaceta Oficial en abril próximo

En el Aeropuerto Internacional José Martí se ampliaron los flujos para que los pasajeros puedan tener una vía de ingreso más fácil. (Foto: Cubadebate)

La suspensión de impuestos arancelarios y flexibilizaciones de exportación e importación de bienes son algunas de las nuevas normas que la Aduana General de la República de Cuba propone hoy para los controles en frontera.

Una actualización y ampliación de esas regulaciones fueron presentadas este jueves por directivos de esa institución y varios ministerios implicados: Finanzas y Precios, Agricultura, Transporte, Cultura, Salud y el Banco Central, implicados en las nuevas normas.

Entre las más novedosas está la apertura de la importación por viajeros internacionales de drogas lícitas y fármacos que contengan sustancias fiscalizadas, para cumplir tratamiento médico prescrito y en las cantidades que se correspondan con ese propósito.

Según informó Maylín Beltrán, jefa del Departamento de Servicios Farmacéuticos del Ministerio de Salud Pública, la norma contempla la importación y exportación de medicamentos, estupefacientes, psicotrópicos y sustancias de efecto similar a las drogas de uso médico. También incluye vacunas, hemoderivados, equipos, dispositivos médicos y otros similares.

Otra propuesta es la cancelación o devolución del pago de aranceles cuando la mercancía importada (materias primas e insumos), tanto por entidades estatales como formas no estatales de gestión, esté destinada a la producción de renglones exportables y que generen ingresos de divisas al país, explicó el viceprimer ministro de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro.

Por su parte, el Banco Central de Cuba elevó a cinco mil pesos cubanos el monto autorizado en efectivo a la entrada y salida al país, y de moneda libremente convertible o divisa extranjera, lo cual debe ser declarado a través de un formulario por el propio pasajero.

Se trata de medidas adoptadas en frontera para el dinero en efectivo, en cumplimiento de estándares internacionales con el interés de prevenir y enfrentar el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo, y proteger la moneda nacional.

De igual forma se suspenden total o parcialmente los impuestos a bienes de uso profesional sin carácter comercial destinados a un propósito específico y que deben ser devueltos a su lugar de origen, sin que hubieran sufrido modificación, excepto su depreciación normal.

La mayoría de estos mecanismos no son exclusivos de Cuba y están refrendados en acuerdos y convenios internacionales, de los cuales la isla es signataria.

También se propuso liberar la exportación de todas las marcas de tabacos mecanizados, con las regulaciones y requisitos para los torcidos, y obligaciones para personas naturales o jurídicas cubanas o extranjeras involucradas en la importación o exportaciones de bienes del patrimonio cultural de la nación.

Tal movimiento se hará a partir de solicitar un Certificado de Exportación o Importación que expiden el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural o las instancias territoriales.

Esta serie de normas competen a varios organismos del Estado y serán publicadas en la Gaceta Oficial en abril próximo, explicó el jefe de la Aduana, coronel Nelson Cordobés, en el programa televisivo Mesa Redonda, que abordó la actualización de medidas que faciliten el trabajo en fronteras.

Información de Escambray.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.