Transporte reanudará el servicio de los inspectores populares en los puntos de embarque

Tras la aprobación por el Grupo Temporal de Trabajo, desde este dos de noviembre quedará restablecida en Sancti Spíritus esa modalidad de transportación

La provincia cuenta con más de 70 puntos de embarque situados en las principales localidades y carreteras.

El restablecimiento gradual de la transportación de pasajeros materializado desde este lunes en el servicio urbano e interurbano y los porteadores privados, tendrá en Sancti Spíritus a partir de este dos de noviembre una inyección de refuerzo toda vez que fue aprobado por el Grupo Temporal de Trabajo la incorporación de los inspectores populares en los puntos de embarque.

José Lorenzo García, director Provincial de Transporte en el territorio, precisó a TransportEspirituano que se trata de reactivar un trabajo de mucha importancia para reforzar la movilidad de los pasajeros, como quiera que la reapertura de los servicios ha sido gradual ante las limitaciones técnicas del parque de ómnibus y en consecuencia de los viajes.

Explicó el directivo que a partir de reanudar el trabajo de los inspectores populares en los puntos de embarque se restablece la obligatoriedad de los conductores de vehículos estatales de parar y transportar pasajeros según la capacidad disponible en los asientos traseros y siempre que en ellos no viaje un niño o un anciano.

Informó, además, que en la provincia espirituana están reconocidos más de 60 puntos de embarque, situados principalmente a la salida de las principales ciudades y poblados, los que cumplen una función muy valiosa para paliar la alta demanda de transportación de pasajeros.

A propósito del gradual restablecimiento del Transporte en Sancti Spíritus desde este primero de noviembre, Lorenzo García señaló que la primera jornada se comportó según los niveles de viajes previstos en los diferentes servicios habilitados, tanto en los itinerarios urbano, interurbano, como de Ómnibus Nacionales.

Llama la atención que en la primera jornada del servicio urbano en la ciudad cabecera provincial —funcionaron las rutas 2, 4, 6 y 7 en los horarios de mañana, mediodía y por la tarde— no se ocuparon todas las capacidades de los ómnibus, un comportamiento que se supone cambie al paso de los días y alcance su pico de movilidad a mediados de noviembre cuando queden restablecidas todas las enseñanzas escolares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *