Día Mundial de la Seguridad Vial: defender la vida también en la vía

El 10 junio se celebra el Día Mundial de la Seguridad Vial para poner de manifiesto que nuestra movilidad debe ser segura, sostenible y saludable

Promover la educación vial, la adecuada «convivencia» en la vía de conductores y peatones y, en definitiva, evitar accidentes de tránsito, es el objetivo de esta celebración a nivel global, que bien pudiera significar un alto en el camino para promover la reflexión de los cubanos que hoy transitan por las calles y avenidas de la Isla.

La seguridad vial es el conjunto de acciones y mecanismos que garantizan el buen funcionamiento de la circulación del tránsito; mediante la utilización de conocimientos (leyes, reglamento y disposiciones) y normas de conducta; bien sea como peatón, pasajero o conductor, a fin de usar correctamente la vía pública previniendo los accidentes de tránsito.

Lo mismo timón en mano —sea de auto, moto o bicicleta, o de otros vehículos ligeros; también de camiones, guaguas y otros transportes pesados— que a pie, los habitantes de esta geografía no podemos hoy sentir orgullo de nuestra educación vial.

Y es que los datos hablan por sí solos: en los primeros cinco meses de este año ocurrieron a diario, como promedio, 27 accidentes, con dos fallecidos y 30 lesionados. Por cada 14 de estos siniestros, en Cuba se reporta un fallecido, lo cual da un incremento en la peligrosidad de esos dolorosos sucesos.

Así informó en reciente conferencia de prensa el coronel Mario Ríos Labrada, jefe del Departamento de Registro de Vehículos de la Dirección Nacional de Tránsito de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), quien precisó que, en total, sumaron cuatro mil 62 accidentes de tránsito los ocurridos entre enero y mayo.

Esa lamentable sumatoria representa un aumento de la accidentalidad en comparación con los años 2020 y 2021, aunque es menor que los totales registrados en 2017, 2018 y 2019.

Obviamente, el aislamiento sanitario y el llamado a permanecer en casa a causa de la pandemia condicionó una menor circulación vial, lo cual contribuyó a la reducción de los accidentes de tránsito. Pero sería absurdo aguardar por el retorno de medidas semejantes para conseguir una disminución de esas cifras en rojo. De hecho, no ha sido ni será nunca así. 

Entre el quehacer preventivo se incluye la imposición durante los primeros cinco meses de este año de 371 003 multas y 31 386 contravenciones, y estas tuvieron como principal motivo conducir sin licencia, según precisó el coronel Ríos Labrada, quien detalló que esa situación se da, sobre todo, con los ciclomotores. «Todo lo que tenga autonomía de movimiento y no dependa de pedales lleva licencia de conducción, casco y chapa», enfatizó.

Si el factor humano determinó el 89% del total de los hechos mencionados, entonces hay que seguir apelando por todas las vías a una concientización, a ese sentido de la responsabilidad del que depende la vida, en el más literal sentido del término.

En consecuencia, continuará fortaleciendo el sistema de vigilancia y patrullaje, priorizando el enfrentamiento a las causas que más accidentes provocan; se continuará con los estudios de las causas y condiciones en lugares de alta concentración de accidentes, y proyectan aportar soluciones con tecnología nacional a los diferentes medios que se emplean en la Ingeniería de Tránsito.

Abundan inconformidades sobre el estado de los viales y también de los vehículos, de las dificultades para su reparación. Según informó el jefe del Departamento de Registro de Vehículos, no atender el control del vehículo, violar el derecho de vía, el exceso de velocidad, desperfectos técnicos e ingestión de bebidas alcohólicas son las principales causas subyacentes en ese 89% de accidentes debidos al factor humano.

También los animales sueltos en la vía constituyen el motivo del 3.6% de los accidentes, y aún es asunto no solucionado, en tanto el actuar de los peatones igual continúa incidiendo en el número de muertes. De cada seis peatones atropellados, uno fallece, y esta penosa situación abunda, sobre todo en los casos de mayores de 70 años.

El deterioro de la vía igual registró un incremento en estos primeros meses del año, reportándose en 333 casos la existencia de baches o roturas.

Para todos los que circulamos por las vías cubanas, frente a un timón o a pie, es importante conocer que:

  • La colisión de vehículos en marcha continúa siendo el tipo de accidente de mayor incidencia.
  • Los días de mayor ocurrencia de accidentes en el período mencionado fueron los sábados (606), los miércoles (589) y los viernes (585), acumulando el 43.3% de las víctimas.
  • Entre las 3:00 y las 6:00 de la tarde ocurrió la mayoría de los hechos, sin embargo, la mayor peligrosidad se ubica entre las 6:00 y las 9:00 de la noche, con 60 fallecidos (19.9%).
  • En el 6% (242) de los conductores responsables se reportó presencia de alcohol, comportamiento que imperdonablemente va en aumento.

Confiemos en que para el venidero Día Mundial de la Seguridad Vial sean menores las cifras de accidentes de tránsito en Cuba, que han enlutado a muchas familias. 

Para ello, todos los cubanos debemos juntar hombros y responsabilidades porque es también en la vía donde igual debemos defender la vida.

La Ley 109 Código de Seguridad Vial es un conjunto de normas legales que han sido establecidas por el Estado cubano para regular la actividad en las vías y el tránsito y todos los ciudadanos están obligados a respetar y cumplir esta Ley.

Con información de CUBASÍ y GRANMA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.