17 Sep 2021

¿Qué debe saber sobre la homologación de los vehículos armados por partes y piezas?

Aspectos referidos al proceso de homologación de los vehículos armados por partes y piezas

Para legalizar estos equipos deberán cumplirse los requisitos establecidos en la Ley No. 109 del Código de Seguridad Vial. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

 El proceso de homologación de los vehículos armados por partes y piezas contribuirá a garantizar que los medios homologados cumplan los requisitos que garanticen la seguridad vial y dejen de circular los que no cumplan con este principio.

 Para el proceso de homologación de los vehículos armados por partes y piezas, los mismos deberán ser sometidos a un proceso de Revisión Técnica, que garantizará el cumplimiento de los parámetros de seguridad activa y pasiva y con ello que sean seguros para circular en la vía.

 La Resolución 200 del 2021 del Ministerio del Transporte, establece para el proceso de homologación de los vehículos armados por partes y piezas, un cronograma a ejecutarse en los tiempos definidos en cada una de las etapas.

 En el proceso de homologación de los vehículos armados por partes y piezas, solo se permite a cada propietario, homologar un solo vehículo de motor.
 Para la homologación de los vehículos armados por partes y piezas los propietarios o sus representantes legales deben presentar:
-Las facturas de adquisición de las partes y piezas utilizadas en estos vehículos o declaración jurada del propietario donde acredite su legalidad, la que puede redactar ante La Comisión.
-Fotocopia del carné de identidad del propietario.
-Tres fotos impresas tipo postal, del vehículo frontal, lateral y trasera.

 Al concluir el censo de homologación de los vehículos armados por partes y piezas, las Comisiones provinciales elaborarán un cronograma y le informarán a los interesados la fecha, hora y lugar en que se le realizará la revisión técnica automotor a su vehículo.

Los VAP (vehículos armados por partes y piezas), como resultado de la RTA y la evaluación de La Comisión, se categorizan en:

Apto: Cuando la estructura, confort y presencia estén al nivel de un vehículo de la clase y tipo que se le asigna, la RTA lo declare apto técnicamente para circular y certifiquen la legalidad de las partes y piezas utilizadas.

No apto: Cuando no cumpla las exigencias para declararse apto.

Cuando en la primera RTA se declare no apto se autorizará  hasta 180 días naturales, para presentarlo nuevamente a una segunda y última RTA, en ese periodo el propietario del medio dará solución a los aspectos señalados y lograr  que se declare apto, de lo contrario se prohibirá definitivamente su circulación por las vías del país.

Información del sitio web Ministerio del Transporte.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *